Dedications
Jorge Reyes Rabito - Un Pacto Con Dios Bendiciones, gracias por la programacion, es de bendicion. José Montero La Visión - Del grupo Para Su Gloria A mi querido hermano Jaime Blandón. Jacqueline Guzman Sovereign Grace Music & La IBI - El Dios Que Adoramos Un saludo a los hermanos de la Iglesia Bautista Resurrección de Palacaguina

Un día a la vez

El Perdón y la Oración

todayoctubre 6, 2022 8

Fondo
share close

Y perdónanos nuestras deudas, como también nosotros perdonamos a nuestros deudores.

Mateo 6:12

Uno de los grandes beneficios de orar es poder dar a conocer nuestras necesidades a Dios, quien como un padre amoroso cuida de sus hijos; pero corremos el riesgo de reducir todas nuestras necesidades solo a lo material.

En efecto, nuestro más grande bien de parte de Dios ni siquiera descansa en las cosas temporales, las cuales sin duda no van a continuar más allá de la vida, se trata del perdón de nuestros pecados, el descanso y el alivio de nuestras almas.

Ahora, es cierto que nosotros recibimos un perdón definitivo al creer en Cristo y ese perdón es la base de nuestra relación con Dios, pero eso no nos exime de rendir nuestra vida a Dios diariamente porque diariamente cometemos pecados. ya sea por acción u omisión, todos necesitamos diariamente llevar nuestras cargas espirituales al Señor.

Acumular culpa en nuestros corazones puede traer consigo frustración y desánimo, pero por medio de la oración podemos encontrar la paz que viene con el perdón, ese ganado por Jesús en la cruz del calvario.

Pero esta oración tiene otro elemento interesante, y es la manera en que nosotros vemos nuestras ofensas a la luz de nuestra relación con nuestro prójimo. El Señor no espera que nuestra petición de perdón sea cínica, que busquemos ser libres de la culpa mientras no otorgamos esa libertad a los que nos ofenden,

La oración asume que pedimos el perdón de nuestros pecados porque también perdonamos a aquellos que nos ofenden. Esto es importante y debe ser determinante en nuestras relaciones. En cierto sentido la oración nos recuerda que debemos buscar la paz y la reconciliación con los que nos han ofendido, es un medio también para librarnos de la amargura, el enojo y el rencor en nuestras almas.

Oramos porque necesitamos perdón y oramos porque necesitamos perdonar a otros.
Hoy es un buen día para orar por perdón, pero también para perdonar a los que de alguna manera nos han ofendido.

Para meditar y profundizar: Mateo 18: 23-35

Jacobis Aldana (95)

Pastor y plantador de iglesias en Santa Marta, Colombia, es Licenciado en Artes y Estudios Teológicos del Miami International Seminary (MINTS). Sirve como Director Editorial de Soldados de Jesucristo y como director de la fundación de Estudios Bíblicos Alfa y Omega. Jacobis además es miembro fundador de la Red de iglesias Bíblicas del Caribe Colombiano. Está casado con Keila y es padre De Santiago y Jacobo.

Escrito por Jacobis Aldana

Rate it

Artículo anterior

Aerobicos del Alma

El Maravilloso Poder del Silencio

Vivimos en un mundo agitado en el que la constante es estar en movimiento, no detenerse. Pareciera que la máxima es: “El que se detiene pierde”. El sistema nos empuja a producir, producir y seguir produciendo, aunque esto implique morir en el proceso. ¿Pero es esto lo que realmente quiere Dios? ¿Es esto lo que necesitamos?

todayoctubre 6, 2022 45


0%